martes, 21 de marzo de 2017

Cometa 45P/Honda-MrKos-Pajdusakova

Llevaba todo el mes de Febrero con este cometa en mente para ser observado, leyendo comentarios en foros y blogs acerca de la magnitud que iba a alcanzar y la posible facilidad para verlo, y tal vez por todo ello me hice demasiadas expectativas cuando finalmente el 01-03-17 dispuse todo el equipo para su caza. Sin duda, los buenos resultados obtenidos con el C/2013 US10 Catalina me hicieron creer que si bien no iba a ser tan fácil, si al menos su detección iba ser sencilla. Nada mas lejos de la realidad.

Tenía preparada un carta de la zona de búsqueda, confeccionada con Cartes du Ciel, la cual resultó al final decisiva en el éxito de la observación, porque nada mas llegar a donde se supone que debería haber estado el cometa, constate que la empresa no iba a ser tan sencilla como en un principio había pensado. No había nebulosidades, ni estrellas desenfocadas ni nada por el estilo que pudiera ser identificado como un objeto perteneciente a nuestro sistema solar. Varias veces hice la búsqueda, partiendo incluso desde estrellas diferentes y siempre llegaba a la misma zona siguiendo el método de "salto de estrellas", lo cual terminó por convencerme de que tal vez la magnitud que tuviera en ese momento el cometa no fuera suficiente como para poder distinguirlo de las estrellas del campo, lo que finalmente me llevó a tomar la decisión de dibujar lo que veía y luego confirmar lo observado en Cartes du Ciel.

Esa consulta fue prácticamente positiva, pero aún así hice una pregunta en el foro de www.astronomo.org acerca de la magnitud del 45P/Honda-MrKos-Pajdusakova, ya que yo tenía una contradicción acerca de ese dato entre Cartes du Ciel y Stellarium. Tras esta pregunta di por buena su observación, dándome cuenta de que determinados objetivos necesitan mas preparación y algo mas de experiencia.


"En un principio no distingo nada que pueda ser diferente de una estrella. Hago varias búsquedas con la carta que he confeccionado y llego a la zona donde debe estar. Subo a 58x y veo una 'estrella' que ocupa el sitio donde debe estar ubicado el cometa. Por momentos creo que está algo mas desenfocada que el resto de estrellas, pero no estoy nada seguro. Hago el dibujo y posteriormente mediante el programa Cartes du Ciel confirmo que se trataba del cometa."

domingo, 12 de marzo de 2017

Messier 33, la Galaxia del Triángulo

No tenía ninguna esperanza la noche del 25-01-17 de poder observar Messier 33 desde mi casa, pues ya en otras ocasiones lo había intentado con mi antiguo refractor 90/900, no consiguiendo otra cosa que percibir una zona de cielo algo "extraña", donde mas que ver algo difuso, se tenía la sensación de que algo estaba presente pero sin la posibilidad de delimitarlo y proceder a su dibujo. Pero para mi sorpresa y tras apuntar a esta galaxia, la cual al menos tuve la precaución de que estuviera muy alta en la bóveda celeste, pude comprobar como en mi ocular super plossl de 32mm había aparecido una "mancha" que si bien no era muy espectacular, sobrepasaba con mucho mis exigencias para poder dibujar un objeto. Solo una humedad en el ambiente que crecía por momentos me fastidió una de las observaciones mas exitosas que he hecho desde mi pueblo, pues tuve que rellenar la ficha y realizar el dibujo con mucha prisa debido a la posibilidad de que se empañasen las lentes.

M33 - Cartes du Ciel
No es que la Galaxia del Triángulo sea un objeto difícil, visible incluso con prismáticos, pero su gran tamaño hace que el brillo se "reparta" por toda su superficie y que precisemos de un cielo oscuro si no disponemos de una gran abertura para que se contraste bien con el fondo celeste, y teniendo en cuenta mi localización urbana, supone para mi un pequeño triunfo haber podido verla. Ya la había observado antes, concretamente durante el maratón messier del año pasado junto a los miembros de Asociación Daimieleña de Astronomía, y de aquella noche incluso la recuerdo mas brillante, debido sin duda a la mejor calidad del cielo donde la localicé.

Messier 33 fue descubierto por Giovanni Battista en 1654, y catalogada posteriormente tanto por Charles Messier y William Herschel, se encuentra a 2,8 millones de años-luz y presenta una formación de nuevas estrellas muy activa. Pertenece al Grupo Local y parece estar ligada gravitacionalmente a la Galaxia de Andrómeda.


"Empiezo la observación sin muchas esperanzas, pero para mi sorpresa soy capaz de verla en el buscador 9x50, en una noche en la que el seeing lo aprecio algo peor que en otras ocasiones. En el ocular veo una mancha difusa aunque bien definida, totalmente dibujable, y un campo rico en estrellas, algunas de ellas muy tenues. Veo algún signo de humedad en el ambiente y realizo el dibujo con algo de prisa."
 

lunes, 6 de marzo de 2017

NGC 1535, Nebulosa Ojo de Cleopatra

Resulta muy agradable encontrarse con objetos de espacio profundo realmente asequibles para mi tubo y ubicación, y por lo que estoy viendo, las nebulosas planetarias pueden ser un excelente objetivo si sus características entran dentro de las posibilidades de mi refractor. Ya había leído a algún aficionado sus impresiones acerca de NGC 1535, o Nebulosa Ojo de Cleopatra, por lo que antes de iniciar su observación sabía que lo principal era localizar las estrellas necesarias en la constelación de Eridanus, algo tenues, a no excesiva altura y con contaminación lumínica desde mi posición. Pero por suerte no hubo mucho problema.

Quienes se hayan lanzado a la caza de una nebulosa planetaria, sabrán de la sensación que produce distinguirlas entre el resto de estrellas, notar la presencia de ese "astro desenfocado" que delata la presencia de algo diferente, e ir metiendo aumentos hasta sacarle todo el jugo que permite el seeing de la noche. Quizá fuese este el único punto que no disfruté de la observación de NGC 1535, ya que no hubo "suspense" o búsqueda meticulosa, sino que la planetaria enseguida fue detectada quitándole tal vez algo de aliciente. A pesar de lo leído acerca del Ojo de Cleopatra, esperaba algo mas de dificultad tanto en su localización como en su detección, pero lo cierto es que no fue para nada asi.

Tengo que admitir que forcé los aumentos en busca de algún detalle interior, cosa que queda muy lejos de mis posibilidades, o quizá alguna nebulosidad alrededor de la planetaria, pero esos 80 aumentos no eran los mas adecuados para el disfrute de este objeto de espacio profundo con mi refractor de 102mm, sino unos cómodos 58x donde la imagen que proporcionaba el ocular plossl de 17mm era lo suficientemente luminosa para el observador. Quizá en otra ubicación mas oscura y con un mejor cielo pueda intentarse ir un poco mas allá.


"Localizo la estrella 39 Eri en el buscador, la centro en el ocular y a partir de ahí inicio la búsqueda de NGC 1535. A 31x veo una 'estrella desenfocada', meto 58x y confirmo totalmente su presencia. Me animo a ir a los 80x y con visión lateral aprecio una forma redonda casi perfecta. Muy asequible."

domingo, 26 de febrero de 2017

Meissa

En casi dos años de afición pocas veces he podido subir a la terraza y acometer una sesión "larga", calificativo que para mi puede aplicarse a ver tres o a lo sumo cuatro objetos por noche, pues siempre las obligaciones familiares o laborales priman sobre la cantidad de tiempo que puedo dedicar a una observación. La noche del 23-01-17 daba a su fin con otra estrella doble en la agradecida constelación de Orión, donde además de este tipo de objetivos, el aficionado puede encontrar sus archiconocidas nebulosas, cúmulos abiertos e incluso galaxias.

Meissa o 39 Ori, o también conocida con los nombres de Heka o Raselgeuse, es una doble que a su vez pertenece al cúmulo Collinder 69, situada a una distancia de 1100 años-luz, con una estrella gigante azul como componente principal y 65000 veces mas luminosa que el Sol, y una secundaria del tipo espectral B0.5V y alrededor de 5500 veces mas brillante que nuestro astro. No representará mucho problema en su desdoblamiento con telescopios pequeños y únicamente el seeing de la noche puede estropearnos nuestra visita a esta estrella.

Suele pasar que la identificación de colores en las dobles suponga un pequeño problema, pero que las dudas vayan saltando entre colores tan dispares como el blanco, al azul o el amarillo no me suele suceder muy a menudo. Aparte de las posibles variaciones del seeing puede estar por supuesto la subjetividad del observador, y en este caso, achaco la indecisión en cuanto al color de la secundaria a este último hecho, sobre todo porque esa noche la atmósfera parecía estar muy tranquila. En cualquier caso se trata de una doble digna de verse, subiendo algo mas de 100 aumentos ya percibiremos claramente los dos astros e incluso, se nos colará alguna estrella adicional que acompañe al par, tal y como en mi caso dejo reflejado en el dibujo.


"No hay separación a 31x. A 58x creo ver una debilísima secundaria pero no estoy nada seguro. Meto 111x y aparece un tenue astro muy pegado a la estrella principal, cuyo color me genera serias dudas, pasando de un blanco a un azul, para decantarme finalmente por el amarillo. Muy buen seeing que ayuda a desdoblarla."

domingo, 19 de febrero de 2017

41 Aurigae

Continuaba la sesión de dobles del 23-01-17 con otra estrella en la constelación del Cochero, en este caso 41 Aurigae, objetivo que había visto previamente en el libro "Guía de campo de las constelaciones" de Pedro Arranz, eso si, sin leer su descripción para no quedarme sin el factor "sorpresa" que tanto me gusta cuando observo este tipo de estrellas. 

Me ayudó mucho el buen seeing que tenía aquella noche, factor que creo haber identificado bien con el ocular plossl de 17mm a 58x, con el que puedo apreciar lo puntuales y enfocadas que están las estrellas esa noche, y que para observación de estrellas dobles resulta crucial. Muchas veces he pensado en hacer una pequeña inversión y mejorar ese ocular, ya que también me he dado cuenta de que esos aumentos, con mi tubo y mi vista, son claves para mi a la hora de detectar objetos de espacio profundo. 41 Aur no es el tipo de doble que mas me llama la atención, similar magnitud en ambas componentes y ningún contraste cromático, pero la buena calidad del cielo aquella noche contribuyó a que este par de astros blancos me proporcionarán una bonita visión en el ocular, sin que los 7,4" segundos de separación se resistieran mucho, pues ya a 58x su condición de doble resultaba clara.

Asequible a cualquier tubo, ideal sin duda para refractores pequeños, puede que un mal seeing nos estropee un poco su observación, pero 41 Aur no debe dejar de ser visitada por el observador de estrellas dobles.


"Me cuesta encontrarla por un error en la interpretación de las cartas. A 31x no aprecio ninguna separación, viendo solo una estrella no demasiado brillante de color banco. Meto 58x y veo una ligera separación entre ambas componentes, sigo con 80x y aunque muy juntas, se ven muy bien individualmente. Muy bonita, ambas estrellas son de similar magnitud, aunque diferencio la secundaria por estar algo mas eclipsada."