jueves, 22 de junio de 2017

Nubes y otras cuestiones

Definitivamente esta primavera y comienzo de verano no estoy teniendo nada de suerte con la meteorología, amén de otras cuestiones como lunas llenas o circunstancias personales. Tengo alguna observación pendiente de ser incluida en el blog, pero han de esperar. La tónica dominante es que el día que pretendo montar el telescopio no hay una sola nube por la mañana, pero poco a poco estas van apareciendo y a la hora de empezar la observación está todo o casi todo el firmamento cubierto.

Estas fotos corresponden al último intento, hace tan solo dos días. Es cierto que en algunas ocasiones luego ha despejado pasadas las 12:00 de la noche, pero para mí eso ya es demasiado tarde, trabajo y familia son lo primero. Tampoco ha habido mucha suerte con las actividades de la Asociación Daimieleña de Astronomía, pues nos hemos visto obligados a cancelar mas de un evento por el mismo motivo, llegando incluso en alguno de ellos a hacer acto de presencia la lluvia. Están siendo unos meses para olvidar.

También por falta disponibilidad de tiempo en las próximas dos semanas no voy a poder a actualizar el blog, así que esperemos que para la siguiente Luna nueva pueda ir poco a poco cogiendo ritmo, eso si, si el cielo lo permite. Nada que ver con los dos años anteriores, cuando parecía que sucedía lo contrario, por la mañana nubes y a la hora de la puesta de Sol, se iba despejando y quedaba una bonita noche de verano.

jueves, 15 de junio de 2017

Observación de Messier 14

NGC 6402 o M14 no fue el primero de los objetivos a los que apunté la noche del 12-06-17, pero si que resultó ser con diferencia el mas difícil de encontrar, ya que me llevó bastante tiempo encontrarlo en mis cielos tan poco propicios para los objetos de espacio profundo. Fue descubierto por Charles Messier en 1764, aunque la persona que lo catalogó como cúmulo globular al ser capaz de resolver las estrellas que lo componen fue William Herschel en 1783. Está situado a unos 30000 años-luz de nosotros y tiene un diámetro aproximado de 100 años-luz, siendo uno de los cúmulos globulares mas luminosos que podemos observar en la constelación de Ofiuco.

Messier 14 - Cartes du Ciel
Cuando por fin pude tenerlo en el ocular de mi refractor, Messier 14 no era mas que una pequeña mancha a la que le costaba contrastar con el cielo de fondo, así que decidí meter algo de aumento para ver si haciendo mas oscuro el firmamento podía ganarle algo al cúmulo en si. Metí el ocular de 17mm (o mejor dicho creí estar metiéndolo) y el resultado fue horrible, ya que incluso las estrellas cercanas eran complicadas de enfocar, pero aun así hice el dibujo con aquello ya que no faltaba mucho para que la Luna hiciese acto de aparición. Terminada la sesión y colocando el ocular en su caja, me di cuenta de que había cometido un error y que lo que había usado era el de 12,5mm a 80x. Tal vez este mismo ocular y con cielos mejores el resultado sea mas satisfactorio que desde mi localización urbana, pero al menos he podido verlo desde mi terraza con no poco esfuerzo.

 
"Me cuesta mucho localizarlo, cielo contaminado lumínicamente, falta de práctica en los últimos tiempos, la proximidad de la hora de salida de la Luna... cuando lo localizo a 31x veo una mancha contrastada pero muy débil, me aventuro a ir a los 58x y claramente me paso de aumento para la noche, localización y objeto, aunque realizo el dibujo sin cambiar de ocular.

NOTA --> Cuando estoy recogiendo el equipo, descubro que tenía mal colocados los oculares en la caja y que he realizado el dibujo a 80x."

martes, 6 de junio de 2017

Sigma Coronae Borealis

Sigma Coronae Borealis es una estrella doble situada en la constelación de Corona Borealis, cuya componente principal es a su vez una binaria imposible de resolver con un instrumento óptico, de dos estrellas de tipo F9V y G0V separadas una distancia de apenas 6 veces el radio solar,  y una enana amarilla como componente secundaria muy similar en tamaño y luminosidad a nuestro Sol.

El 19-05-17 me dispuse a observar esta estrella y quizá por las pocas ocasiones que estoy teniendo en los últimos meses de usar el telescopio, con la consiguiente perdida de costumbre, me hice un pequeño lío con la carta, tardando un poco en localizar esta doble. No había leído nada acerca de ella previamente, con lo que el bonito "factor sorpresa" de las observaciones de dobles estaba ahí, aunque lamentablemente para mis gustos personales no se trató de un astro con componentes diferenciadas en brillo y colores, sino que en lugar de ello, Sigma Coronae Borealis o 17 CrB era un bonito par blanco con escasa separación y con una diferencia en magnitudes de brillo que si bien era palpable, no era tan pronunciada como en otras dobles.


"Me cuesta un poco llegar a la estrella por un fallo en la interpretación de la carta. Tengo puesto el ocular de 12,5 mm e inicio con él la observación. Ambas componentes están muy juntas y el par es luminoso y muy elegante."


domingo, 28 de mayo de 2017

Delta Bootis

Delta Bootis es una estrella doble formada por una gigante amarilla de tipo espectral G8III y 4990 K de temperatura, con una luminosidad 59 veces mayor que la del Sol y una compañera estelar de magnitud +7,8, una enana de tipo espectral G0 similar a nuestra estrella. Se encuentra a unos 117 años-luz del sistema solar y es una de las principales estrellas de la constelación de Bootes o Boyero.

Sin duda para el observador aficionado destacaran dos características a la hora de su observación, una es la extrema facilidad en su desdoblamiento, no en vano la separación de ambos astros es de 103,5 segundos de arco, y por otro lado el bonito color anaranjado de ambas componentes. Se trata por tanto de un excelente objetivo para los telescopios menos potentes, en especial refractores que conseguirán una buena puntualidad en la imagen.

Delta Bootis fue otra doble observada el 17-04-17, en una primavera que está siendo para olvidar en cuanto a número de observaciones. Esperemos que nubes y otras circunstancias mejoren a partir de ahora.


"A 31x la separación es notable. Es muy bonito el color naranja de la estrella principal, el cual también se lo otorgo a la secundaria. Un par muy asequible y vistoso."
 

viernes, 19 de mayo de 2017

Nubes altas y Júpiter

El 15-05-17 las previsiones de nubes no eran malas para esa noche, con lo que tras un invierno y una primavera muy irregular en observaciones, tanto por cuestiones climatológicas como asuntos personales, me dispuse a montar el equipo en la terraza con la intención de ver algunas dobles e intentar ir retomando el ritmo de nuevo. Lamentablemente cuando estaba terminando de poner en estación la montura, vi como por el Oeste y el Sur permanecían unas nubes altas que parecían estancadas en la bóveda celeste, aunque en aquellos momentos no habían invadido la zona Este que era la elegida a observar, concretamente la constelación de Corona Borealis.

Aun no era noche cerrada, así que me metí dentro para cenar algo rápidamente y comenzar la sesión, pero con la promesa hecha de observar Júpiter con mis hijos antes de apuntar a las estrellas dobles que tenía anotadas. Cuando regresé a la terraza las nubes habían ido ganando terreno y Corona Borealis parecía rodeada de ellas cuando puse a Júpiter en el ocular para enseñárselo a los niños, cosa que terminó convirtiéndose en la única actividad de la noche, porque esas nubes que nadie había predicho terminaron ganando la partida y para cuando estuve solo en la terraza me di cuenta de que aquella noche "estaba todo el pescado vendido".  Y si... un par de horas mas tarde cuando salí a la calle había una preciosa noche estrellada, pero ya era demasiado tarde como para volver a montar por tener que trabajar al día siguiente. Cosas que pasan.

Los momentos en que los cirros no enturbiaban la visión del gigante Júpiter nos dieron buenas imágenes del planeta, del cual incluso pude distinguir bastante detalles de nubes en las zonas cercanas a los polos, aunque nuevamente me di cuenta de la diferencia de observarlo en una localización urbana o en una salida al campo; las bandas resaltan mas en este último caso, aunque por supuesto, digna es también su visión en un emplazamiento con contaminación lumínica. Tire incluso de barlow y lo llevé hasta los 160x, aunque las débiles nubes si que me fastidiaron mucho. Dibujo no hice en esta ocasión, francamente con los niños al lado me hubiera sido casi imposible, también porque hay un par de observaciones del mismo en el blog y sobre todo, porque se dió la circunstancia de que la luna Io estaba emergiendo lentamente en este momento por detrás del planeta y preferí disfrutar de ello.